Éxodo

Pastor de Israel (II)

Antonio Pavía, Misionero comboniano ¡La fuerza del brazo del Señor! He ahí uno de los memoriales de fe que los israelitas proclaman repetidamente en sus liturgias. No es una expresión …

Pastor de Israel (I)

Antonio Pavía, Misionero comboniano “Guiaste en tu bondad al pueblo rescatado. Tu poder los condujo a tu santa morada. Lo oyeron los pueblos y se turbaron, dolor como de parto …

La diestra de Dios (II)

Antonio Pavía, Misionero comboniano Como hemos podido ver, el autor se ha explayado a la hora de darnos a conocer la violencia desbocada que domina el ánimo del primer combatiente: …

La diestra de Dios (I)

Antonio Pavía, Misionero comboniano “Tu diestra, Yahvé, relumbra por su fuerza; tu diestra, Yahvé, aplasta al enemigo. En tu gloria inmensa derribas tus contrarios, desatas tu furor y los devora …

Himno a la gloria de Dios (II)

Antonio Pavía, Misionero comboniano ¡La gloria de Dios!… Sin embargo, ¡qué debilidad la de Israel y la de todos cuando somos tentados, cuando el rostro de Dios se nos oculta …

Himno a la gloria de Dios (I)

Antonio Pavía, Misionero comboniano “Y viendo Israel la mano fuerte que Yahveh había desplegado contra los egipcios, temió a Dios y los israelitas creyeron en él y en Moisés. Entonces …

Israel, testigo de la salvación de Dios (II)

Antonio Pavía, Misionero comboniano Al rayar el alba, puntualiza el autor del Éxodo, los enemigos de Israel conocieron el abrazo de la muerte. Al rayar el alba los carros y …

Israel, testigo de la salvación de Dios (I)

Antonio Pavía, Misionero comboniano “Trastornó las ruedas de sus carros, que no podían avanzar sino con gran dificultad. Y exclamaron los egipcios: Huyamos ante Israel, porque Yahvé pelea por ellos …

El viento de Dios (II)

Antonio Pavía, Misionero comboniano Para ser libres nos liberó Cristo, anuncia Pablo a todos aquellos hombres y mujeres de Galacia que habían acogido el Evangelio (Gá 5,1). Ya que hemos …

El viento de Dios (I)

Antonio Pavía, Misionero comboniano “Moisés extendió su mano sobre el mar, y Yahvé hizo soplar durante toda la noche un fuerte viento del Este que secó el mar, y se …