Sagrado Corazón en Pastrana, Guadalajara

Sagrado Corazón junto a la ermita de la Inmaculada

Federico Jiménez de Cisneros, Profesor de Historia | Pastrana es un municipio que se encuentra al sur de la provincia de Guadalajara, en la comarca de La Alcarria; tuvo gran importancia histórica en los Siglos de Oro españoles, los siglos XVI y XVII. El nombre de Pastrana evoca a Santa Teresa de Jesús y la Princesa de Éboli. De esa época conserva magníficos edificios, por lo que fue declarada conjunto histórico-artístico en el año 1966. Destacan la Colegiata, el palacio ducal, varios museos, y los dos conventos fundados por santa Teresa de Jesús, además de otros conventos como el de la Concepción, el de San Francisco, y la ermita de los Remedios, entre otros. Está considerado como Uno de Los Pueblos Más Bonitos de España.

Celebra las fiestas de San Antón y San Sebastián en enero, la Semana Santa, Cruces de Mayo, Corpus Christi, Sagrado Corazón de Jesús, Virgen de la Asunción en agosto y Santa Teresa de Jesús en octubre, que es la Fiesta Patronal, con Misa y procesión.

La iglesia parroquial está bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción; Pastrana es sede arciprestal de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara.

Agradecemos al padre Emilio Esteban, párroco de Pastrana, la información proporcionada. En este histórico lugar, frente a la villa, se encuentra el cerro del Sagrado Corazón de Jesús, en cuyo centro se alza el monumento al Corazón de Cristo, realizado en el año 1949; un monumento cuya imagen recuerda la escultura del Cerro de los Ángeles en Getafe, y representa a Jesucristo con los brazos adelantados y las manos abiertas, bendiciendo con la mano derecha. La imagen se encuentra sobre un alto pedestal de piedra de la zona. Cuentan que el camino de acceso al lugar se hizo con peonadas por vecinos voluntarios; y que poco tiempo después, en el Año Mariano de 1954 se levantó la ermita a la Inmaculada, expresando la unión entre la devoción al Corazón de Cristo y la devoción a su Madre la Virgen María. Como tantas veces se ha dicho, “A Jesús por María”. En el interior de la ermita se venera la imagen del Inmaculado Corazón de María, y una lápida evoca que con motivo del centenario del dogma de la Inmaculada, el entonces arzobispo de Toledo, cardenal Enrique Pla y Deniel, bendijo este lugar, que en esas fechas pertenecía a la diócesis de Toledo.

Sagrado Corazón en Pastrana

Existe una cofradía para difundir el culto a los Sagrados Corazones, y el día del Sagrado Corazón, ante el monumento, celebran la fiesta con Misa y merienda. Recientemente se han realizado obras en el lugar para mejorar el acceso y la visita al cerro. Así ha quedado un magnífico mirador desde el cual los visitantes pueden contemplar por un lado el monumento, y por otro lado la villa, y el Señor contempla a todos. Desde ese alto cerro, la imagen mira hacia las casas del pueblo, y es una oportunidad para conocer mejor el amor de Dios y tomar conciencia de que es una enseñanza para nosotros, si sabemos contemplarla con amor. Porque así vemos el amor de Dios que se entrega para redimir al hombre.

Cerro del Sagrado Corazón de Jesús

Anterior

¿Esperas a Dios o al autobús?

Siguiente

¿Nos dejamos lavar los pies por Cristo?