Decálogo del desierto

Desierto

Mons. Francisco Cerro Chaves, Obispo de Coria-Cáceres

1.- Siendo “nuevas formas”, es volver a lo esencial en el seguimiento de Cristo.

2.- Siendo “de hoy” conectan con el Evangelio y la tradición Viva de la Iglesia.

3.- Han surgido movidas por el Espíritu Santo, en el contexto de una sociedad que tiene especiales dificultades en aceptar la Buena Noticia del Evangelio.

4.- Tiene clara su identidad eclesial, sintonizando con una adhesión plena a sus pastores.

5.- Han unido fe y vida; contemplación y acción y están en el mundo con una clara identidad cristiana.

6.- Se caracterizan por un fuerte testimonio en las “entrañas del mundo”.

7.- Cuidan las fuentes de la espiritualidad para beber y siguen viviendo en el carisma donde nacieron.

8.- Con María, oyente de la Palabra, viven la aventura de la santidad como primacía de la Palabra de Dios en sus vidas.

9.- Han puesto la Eucaristía en el corazón de su consagración.

10.- Tiene una llamada especial a evangelizar el mundo de los pobres y con “signos pobres”.

Anterior

Icono de San Bernabé

Siguiente

Un amor llamado Jesús