Construyendo la “Civilización del Amor”

129-06

El encuentro con el Papa Francisco, en Roma, con la concelebración de la Eucaristía en Santa Marta, ha sido una auténtica gracia para mi vida de Obispo. Su profunda y sencilla homilía, sin papeles, pero muy preparada y orada, me hizo recordar el camino de esta Revista “Agua Viva”, que tienes en tus manos y que, como Director, solicito tu colaboración para conseguir nuevas suscripciones.

El Papa Francisco habló de que nuestra vida tiene que estar cimentada sobre la roca, la persona de Cristo. Esta ha sido la gran intención de “Agua Viva”, una revista que, seguramente, sea única en el mundo, donde el latido del Corazón de Jesús es, para la vida de la Iglesia y del mundo la razón de ser. Esta revista continúa con el objetivo que la vio nacer: dar a conocer el Amor del Corazón de Jesús, tal como lo presenta el Magisterio de la Iglesia.

En la foto que figura en la Portada, le estoy entregando al Papa Francisco un libro de la Colección “Agua Viva”, que surge también como fruto de esta revista. Dar a conocer en profundidad esta espiritualidad que, verdaderamente, nos revela lo esencial del Evangelio. Volver a la alegría del Amor de Dios. En este mundo donde no faltan hambre, guerras y todo tipo de heridas contra el corazón humano, que nos hace recordar que tenemos que volver a construir “la civilización del Amor” que tiene el Corazón de Jesús como centro y cumbre.

Por último, al saludar al Papa Francisco pude comprobar lo que está representando su vida, con sus escritos y con sus gestos que es, también, otro de los objetivos del Instituto Internacional del Corazón de Cristo. Junto con la mirada al Corazón del Señor como lo vive el Magisterio de la Iglesia, también, organizar y coordinar todas estas actividades del Instituto para anunciar la Buena Noticia a los pobres, a los que sufren. ¿Quieres seguir colaborando con  nosotros en tan preciosa y evangélica misión? Con la Revista “Agua Viva” defiendes el Evangelio de la alegría que “Dios es amor”.

+ Francisco Cerro Chaves
Obispo de Coria-Cáceres
Director de Agua Viva

Anterior

Revista 129

Siguiente

Aparición en el Cenáculo (IV)