Decálogo para los consagrados para la misión

Misioneras de la Caridad
Fotografía: Catholic Church England and Wales (Flickr)

Mons. Francisco Cerro Chaves, Arzobispo de Toledo y Primado de España

1. Felices los consagrados por seguir la llamada del que siempre tiene abierto el corazón.

2. Felices los que siguen a Jesús por los caminos de la vida.

3. Felices los que han conocido la riqueza de Cristo para ser pobre.

4. Felices los que, por la obediencia a los proyectos del Señor, son libres para seguirlo.

5. Felices los que viven con un corazón indiviso, porque se sienten amados de Dios y solo pueden responder a tanto amor entregando la vida.

6. Felices los que a través del carisma fundacional son fieles al nacimiento del marco de nuestra vocación.

7. Felices los que escuchan la llamada a ser buena noticia para los que sufren.

8. Felices los que comparten el gozo de la fraternidad.

9. Felices los que no se cansan de esperar que otro mundo es posible.

10. Felices los consagrados que comparten la misión de evangelizar.

Anterior

Oración de acción de gracia pascual

Siguiente

Dogmas marianos. II. La virginidad de María